La primavera y los tulipanes en Ámsterdam

Welkom lente! La primavera de este año ya casi llega a Ámsterdam, todavía con un poco de frío pero con el sol brillando cada día más. Sin duda la época más bonita para visitar Holanda.

La primavera en Holanda tiene un significado muy importante. Actualmente, Países Bajos es exportador del 88% de tulipanes en el mundo y aún les queda para cubrir la demanda local. Pero, ¿a qué se debe la popularidad de los tulipanes en Holanda?

Un poco de historia…

La flor nacional holandesa fue introducida en el país por el botánico Carolus Clusius, quien se estableció en Leiden. Carolus comenzó a cultivar celosamente variaciones exóticas de los tulipanes que causaron gran interés y un día los bulbos fueron robados de su jardín y sembrados por todo el territorio, aprovechando el suelo arenoso, ideal para esta flor. La popular flor también era motivo frecuente en las pinturas de la época.

Tiempo después, en el siglo XVII ocurrió un fenómeno conocido como la Tulipomanía. Curiosamente, las flores comenzaron a germinar con distintos colores y dado que los horticultores no sabían como controlar este fenómeno, el precio de los bulbos subió exponencialmente (hoy se conoce que las variaciones se dieron por un parásito). Tanta euforia existía alrededor de los tulipanes que se vendían a precios de mansiones lujosas. La burbuja económica explotó en 1637 cuando no había compradores dado lo inaccesible de los precios. Tan importante era el mercado floral que junto con su quiebra, la economía holandesa también se fue abajo. Es curioso que aún en tiempos malos, los holandeses han apreciado la belleza de las flores. De hecho, es uno de los regalos ideales que se pueden llevar a una casa holandesa si se es invitado a cenar.

Qué hacer en primavera en Holanda

Si visitas Amsterdam en primavera, aprovecha las buenas temperaturas para andar en bici por toda la ciudad y las afueras, disfrutando de la vista multicolor de los campos de tulipanes.

Si tienes poco tiempo, una de las cosas que debes visitar es el Mercado de las Flores o Bloemenmarkt, cerca del centro.

Ahora, si tienes tiempo no te puedes perder por nada del mundo la visita al Keukenhof: un hermoso parque-jardín con 32 hectáreas de flores


 

Comentarios y recomendaciones

comentarios