Rijksmuseum

El Museo Nacional de Ámsterdam es definitivamente el museo que no puedes dejar de visitar si te interesa conocer sobre la pintura, artesanía e historia holandesas, sobre todo de su Edad de Oro.

Qué ver en el Rijksmuseum

Este museo se fundó en el siglo XIX y es el hogar de una de las obras maestras más famosas Rembrandt van Rijn, “De Nachtwacht” o “La ronda de noche”. Además, exhiben muchas otras pinturas de Rembrandt, así como de Johannes Vermeer, Frans Hals y Jan Steen. “Het melkmeisje” o “La lechera” de Vermeer.

Además de pinturas, hay una impresionante colección de casas de muñecas que datan de 1676, que logran trasladarte a la época por un momento, imaginando cómo las niñas con sus hermosos vestidos jugaban con las casitas, nuevas para aquél entonces.

El otro atractivo típico del Rijksmuseum es la colección de cerámica de Delft: baldosas, jarrones, vasos, cazuelas, platos… blancos con ilustraciones azules de molinos y otros atractivos holandeses. Es impresionante cómo se han mantenido intactos a lo largo del tiempo.

Luego de la larga renovación de 10 años, el Rijksmuseum ofrece nuevamente una de las mayores colecciones de arte del mundo.

Transporte:

Tram: líneas 2, 5 (Parada Hobbemastraat) 7, 10 (Parada Spiegelgracht).
Bus: 170, 171 y 172.

Dirección:

Jan Luijkenstraat 1, 1071 CJ, Ámsterdam

Precios:

Adultos: € 12,50
Niños y adolescentes menores de 18 años: gratis

Horarios:

Todos los días de 9:00h a 18:00h.
Cerrado: Año Nuevo (01/01). El Día de Navidad (25/12) el museo cierra a las 18:00h.

Mapa: